Oyente solitario-Hablan al país Carlos Marx y William Shakespeare. Editorial ¨Locas Pasiones¨AM 1110

A partir de este momento, como  cada miércoles a esta hora, transmite la cadena nacional de emisores indignados.

Habla al país uno de los anónimos oyentes solitarios indignados.

Entre que estamos indignados desde que tenemos uso de razón, por el país siempre prometido en el que todos podríamos crecer y prosperar en paz, promesa que nunca se termina de cumplir, más la indignación cotidiana por la suma de hechos recientes – medidas inconsultas, contradictorias, alta corrupción que provoca tragedias, relatos falsos y distorsionados de la realidad, personajes criminales sin juicio ni condena, mentiras infames, manipulación de la información, malversación de las riquezas naturales, de los sueños comunes, de la palabra y del honor – a todo eso del día a día, los indignados que todavía leen, emisores de esta cadena nacional, suman aún más indignación si cabe al advertir que esto no viene de ahora.

Estaba escrito.¡Estaba escrito en textos dedicados a nosotros por Marx y Shakespeare!

Gente con talento, pensadores libres que ni nos conocían porque aún ni siquiera nos habíamos constituido como país, se indignaban preventivamente en su momento para tratar de avisarnos, particularmente a nosotros, los ahora indignados argentinos.

En qué otro país, en que otros pobres ciudadanos estaría pensando sino en nosotros Carlos Marx cuando escribió en el ensayo titulado “El 18 Brumario de Luis Bonaparte” su frase más recordada, y citada. Aquella en la que revisa la idea de que la historia siempre se repite. Sí, dijo Carlitos Marx…”la historia se repite, la primera vez es una tragedia, pero después se repite como farsa”

Doscientos cincuenta años atrás, Carlitos Marx trataba de avisarnos, a nosotros, los argentinos, porque se la veía venir. Me lo imagino en su casa, a la luz de una vela, mojando la lapicera en el tintero, suspirando antes de escribir, pensando, diciéndose a sí mismo: “como hago para que estos boludos se den cuenta, para que vean como se les repite la historia cada diez años mas o menos, primero es una tragedia, después es una farsa que se la toman a joda y terminan nuevamente en una tragedia.

¿Acaso no ven que siempre les pasa lo  mismo? Antes con las dictaduras, con el deme dos, después con el uno a uno,  ahora con los nuevos fachitos y “montoneritos”  repitiendo como farsa la “guerra sucia”.

Se desesperaba Carlitos Marx en 1852, seguro que se desesperaba porque entonces no había otra forma de avisar o advertir al más allá, ni mail, ni mensaje de texto, ni muro de facebook, sólo escribir un libro y confiar en que alguien, alguna vez se lo leyera a los pibes o se los explicara en las clases de historia. Encima, como no sabía los nombres, no tenía ni idea de si se llamarían Carlos, Fernando, Nestor o Cristina,  le tuvo que poner al protagonista de su visionario ensayo sobre Argentna el del presidente de Francia en ese momento, Luisito Napolén, que era un sobrino devaluado del Bonaparte original. Pero también esa era una clave que en el futuro debía ser leía sólo por argentinos. Porque si uno le pone la lupa a la historia de ese Napoleón se va a dar cuenta de que en realidad también estaba hablando de nosotros. En ese momento Luisito Napoleón ya pensaba reformar la constitución para poder ser reelecto y declararse emperador. El chabón, Luisito, sumó al fin 22 años en el poder y, atenti ahora a esta, cuando Luisito se ocupaba de ir a la guerra…! dejaba a la mujer a cargo!.

¡Relatame esta! Victor Hugo. ¡!Decime si Carlitos Marx no hablaba de nosotros¡¡

Es como si lo estuviera escuchando ahora: argentinos, giles que se creen muy vivos, no ven que la historia se les repite como farsa. Tienen todo para disfrutar, tranquilos y la pasan cada vez peor. Lo escucho y miro. La miseria se ve. No solo la económica. Hay miserables con plata. Se ve la violencia también, no solo en la calle, la violencia mas cruel se ejecuta desde el poder. Y mirate. Mirémonos todos como sociedad en los últimos 50, 40, 30, 20, 10 años, las veces que nos comimos una, dos, tres veces el mismo verso, las veces que entramos, los que querían mano dura la tuvieron con los milicos y los tipos resultaron ser asesinos y chorros, de bienes y bebes, después, gracias a Malvinas, recuperamos la democracia. Con la democracia se come, se educa, se cura…Pasó Alfonsín, pasó Menem, vendimos todo, se acabó la fiesta, vino De la Rúa, hubo que pagar la fiesta, liquidamos hasta el honor y saqueamos lo que quedaba después, vino El y se quedó con los restos, la soja nos salvó de la quiebra, vino Ella…

Y acá estamos. Sin buena educación, sin seguro de salud, sin viviendas, con más gente en las villas, más buscas en la calle, más chorros, más pibes que no trabajan ni estudian, sin un buen servicio público de transportes, sin petróleo, haciendo saltar la cordillera por los aires para sacar lo que queda.

Y acá estamos, librando otra vez la guerra de la independencia, porque ahora parece que el enemigo, el culpable de todo es una tal Corpo.

Y acá seguimos, esperando a ver que pasa el 8n, el 7 d, después vienen las fiestas, tiramos el verano y vemos mañana, mañana, mañana, mañana

Acá estamos. Con los mismos dirigentes sindicales de hace 25 años, con los cuatro radicales discutiendo entre sí, con las versiones de lo mismo que recicla el peronismo, y con un los demás girando alrededor a ver por dónde entran.

Carlitos Marx se debe estar revolviendo en su tumba, allá en Londres. ¡Yo les avisé, yo les avisé a esos giles! Les dije: muchachos, la historia se repite como farsa. En los setenta la dictadura inició la “guerra sucia” para hacer desaparecer a cualquiera que consideraran opositor y los que no se la jugaron entonces vienen ahora a librar su “guerra sucia” contra los peeriodistas que no compraron. Con todos los quilombos que hay le quieren hacer creer a la gente que haciendo desaparecer a algunos medios para que no critiquen se acabaron los problemas.

¡La historia se repite como farsa!

Entendido don Carlos Marx, tranquilicese porque si no le va a dar algo. Esa misma historia, la verdadera, la que no se reescribe ni se relata, a usted lo reivindica siempre. Porque es cierto que usted perdió y ganó como teórico de un sistema comunista que no funcionó, pero eso no quiere decir que sus análisis sobre el capitalismo estuvieran equivocados. Porque el capitalismo duro también se está deshaciendo tal como usted predijo. En una de esas se da una síntesis, le tiro el título: capitalismo socialista o socialcapitalismo.

Es una broma. No soy nadie yo para para contribuir en nada a su ciencia. Aunque me imagino que al final usted ya sabía lo que sólo enseñan los años: que las teorías las ponen en acción los hombres y ahí es donde el asunto se complica.

Pero eso no nos impide persistir en la construcción de sociedades más libres y más justas. Con las ideas, con la acción y aunque más no sea con la indignación, que es lo que aportamos desde acá todos los miércoles a la una de la tarde, cuando se inicia la cadena nacional de emisores indignados. Somos varios ya, usted de los primeros.

Para terminar, por si a alguno de los oyentes solitarios indignados de esta cadena le queda alguna duda de que Carlitos Marx se refería al relato actual que padecemos cuando advertía que “la historia  se repite como farsa” podemos citar antecedentes que seguramente influyeron en él. Porque cuando las personas saben leer, ver, oír y pensar por sí mismas, comprenden que en esos clásicos ya estaba escrito lo que nos pasaría a los argentinos. Y que hacer esas obras fue su forma de decir: ojo, yo te avisé

A propósito, los interesados en hacer una experiencia de campo inmediata, están a tiempo todavía de ir a ver el Macbeth de Guillermito Shakespeare, o William Shespier, que se está dando ahora mismo en el Teatro San Martín y en el que labura entre otros buenos actores el conocido Luciano Cáceres. Y díganme después si el capo ese, don William, no hablaba también de lo que nos pasa al contarnos esa historia del tipo que traiciona y mata para quedarse con todo el poder. Donde dice Macbeth pueden poner el nombre que les guste. El de gobernadores feudales sospechados de todo, como Insfran el de Formosa o Alperovich el de Tucuman, o sindicalistas como el de la Uocra, Gerardo Martínez, que era informante de la dictadura o Alicia Kirchner, que también laburo para la dictadura, o José Luis Manzano, el que robaba para la corona, y demás pichones de monstruos.

Don William es aún más duro que Carlitos Marx, porque casi al final, antes de que a su vez lo liquiden, le hace comprender y decir al asesino Macbeth, con tono desagarrado, lo siguiente….

Esa engañosa palabra mañana, mañana, mañana nos va llevando por días al sepulcro, y la falaz lumbre del ayer ilumina al necio hasta que cae en la fosa. ¡Apágate ya, luz de mi vida! ¿Qué es la vida sino una sombra que camina; un mal actor, un histrión que se pavonea y se agita una hora en el escenario y después no vuelve a saberse de él.: Es la vana y ruidosa fabula de un necio,  un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y de furia, que no significa nada”

Escuchaste…¡Relatame esta! Víctor Hugo…Relatame…”la vana y ruidosa fábula de un necio… un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y de furia, que no significa nada…”

El tipo, Macbeth y la leidi Macbeth habían acuchillado al rey y a todos los que se les oponían y al final se dan cuenta que ellos mueren igual, la mina acosada por los fantasmas de sus crímenes y el asesinado por el opositor al que le había mandado a matar a la mujer y al hijo

!Relatame esta! Victor Hugo. Decime si no pasa hoy, si no se repite hoy, como tragedia y como farsa

En fin. Cae lentamente el telón de esta cadena nacional.

Gracias don Shakespeare, gracias don Carlitos Marx, a ustedes y a tantos que trataron de avisar, de ayudar, de hacernos pensar.

Seguimos participando…al menos con la indignación.

Finaliza así la cadena nacional de emisores indignados. A a partir de este momento los indignados continúan con su indignación cotidiana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s